Clases de Chino

Clases de Chino

Ya-Lan es una profesora muy cercana a los niños pero firme y exigente a la vez.  Tiene unas extraordinarias dotes pedagógicas.  Una de nuestras hijas había estudiado antes chino con otros profesores y en las pocas semanas que ha estado con Ya-Lan ha progresado de manera muy significativa en relación con sus conocimientos anteriores.  Para nosotros las clases de chino son muy importantes porque al ser Lía y Jana adoptadas en China, el conocimiento de la lengua puede convertirse para ellas en el principal vínculo con una cultura y una civilización que querríamos que conservaran en sus vidas.  Las niñas están encantadas con sus clases y todos los días están deseando repasar lo que han aprendido.  Y también esperan con ansiedad los viernes que tienen clase porque Ya-Lan es tremendamente motivadora.  Estamos todos muy contentos de haberla encontrado.

Lía, Jana, Elena y Jaime
23.03.2010.

EL EQUIPO DE YA-LAN, EN EL ROCK&ROLL MARATHON DE MADRID

INCLUYE EL CHINO EN TU CURRICULUM

​​<Recomendación de padres>

Poder contar con  Ya-Lan Chinese School  nos ha  permitido que nuestra hija María Yun Jia aprenda chino mandarín de una forma muy efectiva. El rigor metodológico es, bajo nuestro punto de vista, la clave que hace que sea así. El aprendizaje experiencial  que ponen en práctica, soportado por un material didáctico muy bueno, conforma un método que resulta muy atractivo y eficaz para los niños y, de esa forma les facilita la asimilación y la práctica de la lengua así como su lectura y escritura, aspecto este que para nosotros resulta primordial, y es por el que seguimos confiando en Ya Lan, pues además del dominio de la lengua hablada, el de la lectura y la escritura china, es el que a nuestro juicio, otorga verdadero valor añadido al método.  
A todo ello hay que sumar la excelente capacidad pedagógica  de Ya-Lan y  todas las profesoras que hemos conocido hasta ahora, así como su compromiso con el aprendizaje, ofreciendo siempre un trato muy cercano, que hace que las clases constituyan para nuestra hija una experiencia siempre muy agradable.
Tras cuatro años de experiencia, podemos decir que nuestro nivel de satisfacción es muy elevado y esto es corroborado por las excelentes calificaciones obtenidas en las pruebas oficiales realizadas hasta el momento. 

María, Lola y Fernando
 26.05.2014.

Somos un matrimonio de Madrid con una niña de 7 años que inició sus clases de chino en el mes de octubre de 2010. Quizás todavía no podemos hacer una valoración muy exacta de los progresos de nuestra hija, pero sí podemos afirmar varias cosas:
*Los niños se lo pasan estupendamente con la profesora, se divierten mucho y nos va comentando los progresos. Va contenta a las clases, que es lo más importante, aunque sea viernes por la tarde después de toda la semana de colegio. Confiamos en su profesora, ya que creemos que es complicado que durante una hora y veinte minutos que dura la clase  mantener constantemente la atención de los niños es tarea difícil.
* En ciertas cuestiones como los números, colores, saber pedir algo o decir que no lo quiere, expresar vocabulario sencillo del aprendido, ir cantando las canciones que ve en los vídeos, lo va dominando poco a poco y nos lo demuestra.
*La coordinadora Ya-Lan nos ha explicado de forma práctica el método  mediante el que los niños  aprenden y siempre está dispuesta para aclararnos cualquier duda,  lleva muy controlada la supervisión de la evolución de la niña, ésto siempre transmite confianza en los padres, además es una persona que  desprende mucha energía y nos la contagia,  porque vive lo que hace. Hay que reconocerla  el esfuerzo realizado para poder iniciar este grupo tan reducido de niños.
Por el momento, estamos contentos de este proceso, por lo que recomendamos a los padres que quieran iniciar a sus hijos en el idioma chino el elegir esta forma de trabajar.

Atentamente, Nuria Jiménez y Antonio Zurera

26.12.2010.

My daughter, Katie was adopted from Jianxi in Southern China when she was 10 months old.  Being a British family, living in Spain she has been brought up speaking both English and Spanish and we thought it about time we introduced Mandarin into her upbringing.
We have only had a couple of classes with Ya-Lan, which have proven both fun, exciting and productive.  She is very professional, strict to a point, without being overbearing, just a perfect balance for young children to pay attention and not be led astray.  Katie attends class once a week and listens to song every morning and watches a short dvd in the evenings before bed.  Ya-Lan kindly invited us to her home when her students sang songs and had afternoon tea, all in Mandarin, it was very impressive.
I would thoroughly recommend her innovative classes. Thank you.

31.01.2010.

Somos Irene, Juan Ramón, y nuestros hijos: Carlota, con cinco años y los mellizos, Gonzalo y Mariá con cuatro.  Nosotros siempre hemos pensado que era muy importante aprender chino hoy en día y esta es la razón por la que contactamos con Ya-Lan.  Ha sido una suerte conocerla.  Puede sonar increíble, pero nuestros hijos son capaces de hablar y entender un nivel básico de chino con solo cuatro meses aprendiendo con ella.  Esto es posible debido al buen método interactivo que usa Ya-Lan en sus clases y fuera de ellas, teniendo un profundo interés en que los niños practiquen y aprendan chino en su vida diaria.
En mi opinión, Ya-Lan es la mejor opción para los padres que quieran que sus hijos aprendan chino de una manera rápida y eficaz.


We are Irene, Juan Ramon and our children: Carlota, five years old, and the twins Gonzalo and María, who are four.  We always have thought that to learn Chinese is very important nowadays and that is the reason why we contacted with Ya-Lan.  It has veen ery lucky for us to meet her. It could sound incredible but our children are able to speak and understand basic Chinese with only four months learning with her.  This is possible due to the great interactive method  Ya-Lan uses in her classes, and outside them having a deep interest in children continue practicing and learning Chinese in their daily life.
In my opinion, Ya-Lan is the best option for parents who want their children learning Chinese in a fast and efficient way.

29.01.2010.

Depuis quelques temps déjà je souhaitais faire apprendre le chinois à mon jeune fils Félix.  De père espagnol et mère française, à 9 ans il est parfaitement trilingue espagnol-français-anglais, étudie le cor au conseratoire et adore chanter.
Le projet de Ya-Lan correspond exactement à ce que je cherchais: une méthode orale et ludique dont l’objectif est de faire parler les enfants en chinois de façon spontanée.
Autour d’un goûter où les enfants ont grand plaisir à se retrouver, ils écoutent Ya-Lan dont la alngue maternelle est le mandarin puis répètent à tour de rôle de petites phrases de la vie quotidienne avant de chanter tous ensemble des comptines; à la maison tous les jours de la semaine ils visionnent de DVD chinois pour très jeunes enfants qu’ils ont découverts en classe, ils miment et chantent devant l’écran et perfectionnent ainsi leur prononciation; exactement de la même façon que tout enfant apprend sa langue maternelle (en écoutant son entourage, en répétant, en chantant, en parlant . . . ).  Ainsi ces jeunes élèves de 8-9 ans acquièrent une correcte prononciation chinoise et assimilent les quatre tons, base fondamentale de l’apprentissage du chinois.  Au fil de ces cours interactifs de conversation tout en chinois, ils acquièrent beaucoup de vacabulaire et prennent beaucoup de plaisir à répondre au professeur et à communiquer entre eux.
Par ailleurs Ya-Lan leur ensiegne chaque semaine un nouveau caractère chinois qu’íls apprennent à reconnaître et écrire.
Grâce à cette exposition personnalisée à la langue chinoise, à leur travail continu & assidu, peut-être qu’íls pourront d’ici 2-3 ans rejoindre l’école chinoise pour les Chinois où ils pourront se faire des amis chinois et réellement pratiquer cette langue.

Felix, Chantal y Javier
04.02.2010.

<Noticias>​​

Ya-Lan Chinese School es fascinante, lo digo sincéramente. Mis dos hijos llevan cuatro anos y siguen entusiasmados. Han aprendido muchísimo y siempre han estado motivados. Obviamente el componente personal de cada uno es importante, pero ellos saben cómo hacer las cosas de manera entusiasta, profesional y divertida. Organizan actividades, seleccionan muy bien a los profesores (que se hacen amigos de los estudiantes) y las clases son muy dinámicas y con una metodología clara. Saben lo que hacen. Realmente cosmopolitas.

Enrique Cortés
Profesor de Dirección Estratégica y Consultor
20.06.2014